Historia del colegio

Antiguo Colegio de Decoradores

El colegio se funda en 1973 y se establece como Colegio Nacional Sindical de Decoradores en Madrid. En aquellos años todas las provincias tenían delegación, pero la sede principal estaba en Madrid; no eran independientes como lo son hoy día. La delegación de Bizkaia estaba situada en la calle príncipe nº 5 de la villa de Bilbao. Su primer presidente fue D. Pedro Domínguez Ambrosio.

En 1976, entra en vigor el decreto que regula la profesión de los decoradores, y en 1998 el Colegio Oficial de Decoradores de Interior de Bizkaia se segrega. Fue el primero en hacerlo. En agosto de 2001, el Gobierno Vasco aprueba los estatutos colegiales que actualmente rigen el Colegio de Decoradores y Diseñadores de Interior de Bizkaia., en los que se recogen los fines y funciones del Colegio, órganos de representación, régimen jurídico, y demás temas de interés colegial.

Cambia la sede colegial de ubicación al aumentar a lo largo de los años el número de colegiados, pasando a la calle Ercilla. Finalmente en la actualidad la sede colegial se encuentra ubicada en la calle Arenal 2. Cuenta con un colectivo de profesionales que rondan los trescientos cincuenta colegiados.

Muchos han sido los colegiados, bien a titulo individual o integrados en empresas que han marcado una impronta en el diseño en Bizkaia, realizando en nuestra provincia, y fuera de ella, obras emblemáticas de todos conocidas. Baste como botón de muestra el salón de sesiones del parlamento vasco, diseñado íntegramente por una empresa de interiorismo.

El profesional de la decoración se va integrando cada vez más en una sociedad que le demanda, que entiende que aporta un valor añadido a lo que realiza. El Colegio no solo ampara a los colegiados, en su código deontológico también defiende al cliente, pues la mala praxis desprestigia la profesión. Para el Colegio de Decoradores y Diseñadores de Interior de Bizkaia el futuro ya está aquí, y trae vientos de cambios importantes, el diseño y la estética nos impregna cada vez más, nos hacen la vida más confortable, más fácil. Rodeémonos de diseño y disfrutemos.